logo casa.png
 
Desde

21

Diciembre 2017
Hasta

31

Enero 2018

ELLA

Todo comienza con el Multiverso, una infinidad de universos coexistiendo paralelamente al mismo tiempo; en los cuales también vivimos nosotros.

Algunos son parecidos al nuestro, otros incluso idénticos, y hasta los hay irreconocibles. Si en este universo soy una madre amorosa, en un universo paralelo podría haber una versión de mi que está condenada por asesinar a sus hijos.

 

Estas posibles versiones de mi también existen en mi único universo conocido.

Yo soy diferentes versiones de mi, y las represento dependiendo de con quién me encuentre.

Soy hija, madre, tía, amiga, estudiante, profesora, amante, esposa, etc.

Ella representa la Multidimensionalidad de nuestra personalidad.

EL MULTIVERSO

         La idea de que estamos solos en este universo, tiene diferentes interpretaciones, ya que poco sabemos de lo que está fuera de la Tierra. ¿Y si acaso este universo no fuera el único? Justo eso es de lo que trata la teoría del Multiverso, mediante postulados basados en la física, matemáticas y astronomía, plantea la posible existencia de universos paralelos e incluso escondidos. La idea de que encontremos universos que coexisten entre si, parece de ciencia ficción, pero científicos trabajan en definir no sólo si hay Multiversos, sino en cómo son y de qué forma existen o se realizan entre si.

Los universos paralelos nacen de la idea de la existencia de varias dimensiones que coexisten en un momento dado, una sobre otra, sin que nos demos cuenta, existiendo de forma paralela. Incluso, estos universos paralelos podrían tener más de las tres dimensiones que las que se reconocen ahora. Existen otras explicaciones más digeribles para nuestros oídos inexpertos, sobre la existencia de universos paralelos. Para entenderlos, primero debemos saber como se crean estos universos. Como nos cuenta Michio Kaku en su libro "Multiversos" Cada universo se crea a partir de la ruptura de la simetría.

Pensemos en un espejo, al girar un espejo podemos ver la belleza de su simetría, que sigue reflejando la luz de la misma manera desde diferentes ángulos, pero cuando el espejo se quiebra, se rompe la simetría original y se crea una in nidad de piezas que reflejan la luz de una manera propia. Esto es lo que pasa con el Multiverso.

A mi personalmente me gusta verlo de la siguiente manera: Un libro eterno en el que cada página es un mundo paralelo. Sin tiempo y con todos los tiempos.
Estoy naciendo, estoy viviendo y estoy muriendo de infinitas maneras; muchas diferentes, muchas iguales a la que conozco.

LA FOTOGRAFÍA

Se preguntarán por qué escogí ésta fotografía. ¿Quién es ella? ¿Qué hace?

Ella es María Rosa Pereyra, mi tía, y sí, tengo un baúl lleno de fotos en las que aparece, fotos de cuando es un bebé hasta fotos de sus últimos años. Pero ésta es la foto que tiene ese algo especial que las palabras no logran describir, ese Punctum , como lo llama Roland Barthes, ese pinchazo, como un remezón que me provoca cierta fotografía que no puedo dejar de ver, de la que tengo que memorizar cada detalle. Es lo que me hace pensar no solo en lo que veo, si no en lo que la cámara no alcanza a mostrar. ¿Quién tomó esta foto?, ¿Dónde estaba? ¿En qué estaba pensando?

Tengo ésta fotografía y con ella tengo una segunda, se- guramente tomada cinco segundos después, en la que se nota la pose forzada, la mirada preparada, como si no quisiera que ningún sentimiento lograra traslucirse por sus ojos.

Siempre me han fascinado las fotografías con gente desprevenida. Tienen ese Puctum, eso que me mueve algo en el interior. Están llenas de realidad, es como si el alma de las personas se dejara ver por un segundo, ese segundo exacto en el que se tomó la foto, antes de que la persona se pusiera la máscara de egos.

¿Pero que pasa al morir?, esas eternas hojas que contienen parte de mi vida siguen ahí, por que todavía hay demasiadas, infinitas, versiones de mi que recién están empezando a vivir.

Esto es lo que pasa cuando un ser querido muere, sigue estando vivo en una dimensión diferente a la mía, una versión paralela.

¿Recuerdas ese año en que disfrutaste una rica cena con esa persona especial?, en este mismo instante ese momento esta ocurriendo.
Es como cuando ves en el televisor un video grabado con una cámara casera. Estás sentando frente a la pantalla viendo algo que pasó quizás en el cuarto de al lado, pero en ese lugar en este momento no está pasando nada; pero no quiere decir que en el video no esté pasando, simplemente ocurre en otro lugar físico. Pasa lo mismo con el Multiverso, todos esos recuerdos y vivencias no viven solo en tu memoria ahora, si no que están ocurriendo en este mismo momento; y no solo una vez, si no que una infinidad de veces, como si viéramos el mismo video en diferentes televisores.

Ésta teoría nos lleva a concluir que hay millones de versiones de nosotros mismos. Pero, ¿serán todos iguales a mí?.
Como nos cuenta el documental “Universos paralelos ¿existe el multiverso?” podemos concluir que no, no son todos los universos paralelos iguales y no todas las versiones de mí son iguales a mí.
Las vivencias son las que forman mi personalidad, y es probable que en la mayoría de los universos mi historia de vida sea similar pero no idéntica.

LA MUERTE

Es raro, porque nosotras hablábamos por Facebook, y ahora que ella murió, su Facebook sigue abierto y se siente como si todavía estuviera del otro lado, nada cambió mucho realmente desde su muerte.

 

Esto me hace pensar; ella solo está muerta cuando yo recuerdo que murió, y como dice la teoría del Multiverso, existen millones de universos paralelos en los que todavía está viva. 

Obviamente esta idea no me va a permitir tener una conversación con ella.

Pero si me siento en la misma silla en la que me senté cuando estaba con ella, y recuerdo ese día, cada detalle, sé que en ese mismo lugar, en ese mismo momento en algún universo paralelo, está ella hablando conmigo, en una frecuencia diferente que mis sentidos no alcanzan a distinguir.

 

¿Qué es la muerte realmente entonces?, ¿a dónde vamos?.

Hay muchas religiones, creencias diferentes que nos podrían dar un discurso sobre los lugares, que según ellos, vamos después de morir. Pero lo que si está claro es que vamos a alguna parte. Porque acá ya no estamos más.

Acá solo queda el vacío, queda todo lo que no alcanzó a hacerse. 

¿Qué pasa con esas ideas que ella tenía en su mente?, todos lo cuadros que iba a pintar, los platos que iba a cocinar, ¿qué pasa con los poemas que no alcanzó a escribir? ¿los lleva con ella?, ¿se quedan acá?

Espero que se los haya llevado, por que acá solo van a servir para llenar los vacíos  rincones de una casa en la montaña. 

 

¿En qué nos convierte la muerte? Seremos el recuerdo en la mente de nuestros niños. 

Hijos, sobrinos, nietos, que con el tiempo se irán haciendo borrosos, mutando, transformándose en imágenes confusas, sin sonido ni movimiento; y pronto seremos solo una mancha turbia en la mente de las personas que nos amaron.

¿Dé que sirven las fotos?, solo nos convierten en un objeto, un adorno para la pared que con el pasar de los años se vuelve un estorbo, algo que no combina con los nuevos muebles.

Sin duda la muerte es nuestro fin en la tierra, el fin de nuestra existencia. Por que por más que nuestra familia nos recuerde, tarde o temprano ellos van a morir, y con ellos lo que quedaba de nosotros.

PRUEBAS DE MATERIALIDAD

CONTACT:

Contact@saralunart.com

+1 801 690 2164

__

insta blanco.png